Antecedentes

PROGRAMA DE COMPETITIVIDAD TERRITORIAL

En el año 2004, saliendo de una fuerte crisis a nivel país, dirigentes públicos y privados de Rafaela y la región. Se concluyó en la necesidad de profundizar los trabajos en cadenas agroalimentarias y metalmecánicas, de fortalecer el entramado institucional público y privado y fomentar la innovación y el desarrollo del conocimiento.

Luego de un camino de elaboración de ideas y con el liderazgo de la Municipalidad de Rafaela y el Centro Comercial e Industrial, surge el Programa de Competitividad Territorial de la Región Central de Santa Fe, con el financiamiento del BID/FOMIN. El Programa se desarrolló en las localidades de Ceres, Sunchales, Esperanza, Gálvez y San Jorge y ha articulado una importante red de instituciones públicas y privadas del territorio que participan en sus líneas de trabajo.

En cuanto a su funcionamiento, fue administrado por ACDICAR (Asociación Civil para el Desarrollo y la Innovación Competitiva Agencia Rafaela) a través un Comité de Dirección conformado por seis instituciones privadas:

  • Centro Comercial e Industrial de Rafaela y Región
  • Milkaut S.A.
  • Sucesores de Alfredo Williner S.A.
  • Sociedad Rural de Rafaela
  • Basso S.A.
  • Mahle S.A.

Y tres públicas:

  • Municipalidad de Rafaela
  • Municipalidad de Gálvez
  • Ministerio de la Producción de la Provincia de Santa Fe

Objetivos del programa:

Su objetivo principal ha sido promover las ventajas competitivas del territorio de la Región Central de la Provincia de Santa Fe, a través del fortalecimiento de las empresas que constituyen sus clusters más relevantes, así como de sus instituciones públicas y privadas de apoyo al sistema productivo; a través de aspectos como:

Innovación: plantea cambios tanto en el sistema empresarial como en el institucional.
Regionalización: abarca 5 departamentos de la región central de la Provincia de Santa Fe: Castellanos, Las Colonias, San Martín, San Jerónimo, San Cristóbal, marcados por la cadena láctea.
Articulación público privada: con un enfoque público y privado para trabajar de manera mancomunada.
Mirada de cadena: trabaja sobre las principales cadenas productivas del territorio: láctea, metalmecánica y del sector primario.
Desarrollo humano: trabaja sobre el fortalecimiento de las capacidades y formación de recursos humanos locales.
Internacionalización: incentiva la inserción de sectores no tradicionales en mercados externos.
Gestión del conocimiento: impulsa la generación de aprendizajes, conocimientos e información en el territorio.

 

Organizaciones:

El programa contó con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) y a su vez, se financia a través de aportes locales gestionados por ACDICAR.

Banco Interamericano de Desarrollo

El BID se ha constituido en una entidad cuya labor se extiende mucho más allá de lo financiero ya que sus programas de préstamo y cooperación técnica a proyectos de desarrollo económico y social van más allá del mero financiamiento.

Creado en 1959, el BID es en la actualidad el mayor de todos los bancos regionales de desarrollo del mundo y constituye la principal fuente de financiamiento multilateral para los proyectos de desarrollo económico, social e institucional, y para los de comercio e integración regional en América Latina y el Caribe.

Fondo Mutilateral de Inversiones

Diseñado como un instrumento flexible e innovador, libre de muchas de las demandas y de los apremios de las organizaciones tradicionales del desarrollo, el FOMIN puede experimentar y trazar un nuevo esquema. Esto le ha permitido ser visto como un instrumento altamente flexible y enfocado a las necesidades reales de la región.

 

Antecedentes:

En el año 2008, la acción del Programa de Competitividad Territorial BID-Fomin y del INTI en proyectos de fortalecimiento a PyMEs de la región, pusieron en evidencia la existencia de un conjunto de actores (Secretarías de Desarrollo y/o Producción, Agencias, Escuelas Técnicas, Institutos tecnológicos, Terciarios y Universidades, etc.) en el territorio, con vocación y capacidades para acompañar el desarrollo económico y social.

Las acciones puntuales, especialmente localizadas, si bien respondían a necesidades concretas de las empresas y de las instituciones, se mostraban como difíciles de mantenerse en el tiempo. A partir de este diagnóstico, surgió la oportunidad de trabajar en red entre las instituciones. Así se conformo el STS, donde actualmente, participan 15 entidades localizadas en Sunchales, Gálvez, Esperanza y Rafaela con representantes de Municipios, Cámaras empresariales, Sector Científico-Tecnológico, Universidades y Agencias de Desarrollo.

En este marco, de acción en primer lugar y conceptual en segundo término, se originaron las bases de esta organización interinstitucional, que ya lleva 3 años cumpliendo sus objetivos fundacionales de apoyo y colaboración con el sector empresarial de la región.

 

La experiencia del SISTEMA TERRITORIAL DE SERVICIOS - STS
El Sistema Territorial de Servicios (STS) es una red de instituciones y organismos que coordinan sus acciones de apoyo al sector productivo regional con el fin de mejorar su competitividad, potenciar su sostenibilidad y, esta manera, colaborar con el desarrollo territorial.

Objetivos del STS:

  • Mejorar la competitividad empresarial, fundamentalmente de las PyMEs.
  • Mejorar la calidad de las asistencias técnicas y servicios de apoyo a empresas e instituciones.
  • Incrementar la cantidad y diversidad los servicios de la región, adaptándolos a las demandas existentes.
  • Incrementar el poder de negociación de las instituciones frente a terceros.
  • Fortalecer las capacidades institucionales.

Esta experiencia no pudo sostenerse en el tiempo una vez finalizado el proyecto, pero generó las bases de la actual Red de Ciencia, Tecnología e Innovación de Rafaela (vigente desde 2017 a la fecha)